Trabajo remoto ¿necesidad u objetivo?

POR: ALEXANDER TORRENEGRA

Como inversionista y emprendedor, desde hace más de 15 años he dirigido empresas de manera remota con colaboradores en los cinco continentes y resulta interesante que en medio de una pandemia, esta manera de trabajar cobre tanta relevancia. Sin embargo, trabajar de manera remota va más allá de una simple nueva modalidad, implica tomar la decisión de transformar la operación de toda una empresa.

Cuando se llega a instaurar la modalidad de trabajo remoto de manera permanente, existe la posibilidad de ampliar las oportunidades de conseguir el mejor talento expandiendo fronteras por fuera del lugar de localización de la empresa y superar la barrera geográfica para contratar realmente al personal idóneo.

ALEXANDER TORRENEGRA
ALEXANDER TORRENEGRA

Ahora bien, existe una gran diferencia entre lo que hemos denominado trabajo “remote-friendly” y “remote-first.” Muchos negocios tienen unos cuantos empleados trabajando remotamente o a todos, por períodos. A estas operaciones las llamamos “remote-friendly” que es una opción sujeta a ciertas condiciones internas de la empresa, es decir, es la excepción, más no la regla.

En una compañía que de verdad esté construida para ser “remote-first”, todos los empleados trabajan desde un espacio virtual, no hay oficina central ni sede.

A través de mi experiencia, he aprendido que es necesario asumir el trabajo remoto al 100% si se quiere alcanzar el éxito y esto incluye construir y escalar equipos remotos  desde  la selección, reclutamiento, contratación y remuneración hasta la medición de los resultados de los mismos. 

Ahora, la clave para ser exitoso consiste en que el primero que debe aplicar el trabajo remoto es el líder de la empresa. Es indispensable que el CEO y el Gerente de Recursos Humanos trabajen remotamente. El líder debe transmitir a través del ejemplo y así los colaboradores harán inevitablemente lo que él les muestre que hace.Esto implica el desarrollo de habilidades de alta dirección para mantener constantemente el contacto con el equipo y evitar el trato impersonal.

Uno de los grandes retos que implica abandonar el trabajo presencial es mantener vivos los ánimos del equipo. De hecho, la distancia no debe usarse como pretexto para anular prácticas como el reconocimiento por el buen trabajo. Y aunque esto ayuda a superar los síntomas de aislamiento, es importante reforzar constante y minuciosamente otras prácticas que alimenten el espíritu colaborativo y humano del equipo.

También el trabajo remoto debe sentar las bases para un sano balance entre la vida laboral y personal. Este balance ideal requiere que la compañía se adapte a la independencia de sus colaboradores sin interesarse en cómo y en qué momento se realice una tarea, en tanto se cumpla con los estándares de calidad y tiempos de entrega estipulados.  

Todos los empleados necesitan un espacio alejado de las distracciones familiares para que puedan cumplir con su trabajo y de la misma manera necesitan ser capaces de soltar el trabajo cuando lo necesiten para no terminar quemados.

En este orden de ideas, es responsabilidad del empleado y de sus hábitos de trabajo individual terminar el trabajo siempre que el resultado final esté en consonancia con los objetivos estratégicos del equipo y la empresa.

Para ello, la gestión del desempeño en trabajo remoto debe adaptarse, ya que medidas como las “horas/silla” son poco efectivas y es mejor liderar con base a resultados.

Desde luego, hay algunos retos que se deben superarse, pero vale la pena arriesgarse e invertir el tiempo, pues una vez se han superado los obstáculos, la diversidad no es más que una fortaleza. 

Para mi, particularmente es muy interesante ver cómo un equipo de diferentes partes del mundo puede superar barreras de lenguaje, de credo, culturales, entre otras, para lograr trabajar cohesionadamente.

Es posible encontrar muy buen talento en cualquier lugar del mundo, y  la diversidad puede transformar. Los beneficios que aporta son mucho mayores que las desventajas, especialmente cuando la tecnología y la planificación permiten que la colaboración a larga distancia sea fluida. Las  distintas perspectivas siempre  harán que el trabajo y el equipo sean más resilientes y universales. De hecho, un estudio de McKinsey & Company encontró que las empresas diversas son un 35% más propensas a generar ingresos y rendimientos de calidad, por encima del promedio.

Descrito de manera simple, el trabajo remoto le permite a los profesionales ganarse la vida por fuera de una oficina tradicional. Se basa en la premisa de que el trabajo no necesita realizarse en un ambiente específico para ser ejecutado de manera exitosa, si se pone foco a lo que se debe.


Alexander Torrenegra

Empresario e inversionista en el programa de televisión Shark Tank Colombia, inició liderando equipos de manera remota en el 2002 en Estados Unidos con su empresa remota Voice123. Desde entonces ha creado mas de 20 compañias. Su última apuesta es  hace Torre, una plataforma digital que usa inteligencia artificial y bases de datos para conectar el talento con oportunidades laborales.

http://torre.co
https://bio.torre.co/es/torrenegra

@Instagram.com/torrenegra                                                             

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *